«

»

Sep 16 2013

Imprimir esta Entrada

La mejor marca, tu marca

Actualmente se están recogiendo en el #carnavaldesalud diversas opiniones sobre la necesidad o no de establecer diferencias entre nuestros perfiles profesionales y personales (sobre la marca personal y la profesional)  en el ámbito digital.

Azucena SantillánAnte todo somos personas y pienso que nuestras relaciones en el mundo virtual no distan tanto de las que mantenemos en el mundo físico. Las redes sociales recordemos que no son solamente Facebook , Twitter y cia. sino que también son nuestro barrio, nuestro entorno laboral, nuestra familia…

¿Qué hemos hecho hasta ahora? Como personal sanitario entendemos que establecemos una relación terapéutica con los pacientes y esta relación se basa es tres pilares: empatía, la aceptación incondicional del otro y la autenticidad (congruencia). Esto yo lo entiendo así tanto en el mundo virtual como en el físico.

Bien distintas son las relaciones sociales, en las cuales tendremos que valernos de otras habilidades y los objetivos son distintos. De nuevo, esto lo entiendo en ambos mundos.

Por lo tanto yo creo que es positivo separar los perfiles que utilicemos para establecer estos dos tipos de relaciones. En mi caso lo considero mas que positivo, necesario. Mi entorno familiar y mis amigos no me toleran que me pase el día dándoles consejos de salud o ideas para investigar en cuidados… ellos quieren ver mis fotos del verano y saber que voy a hacer el fin de semana.

Indudablemente, al no ser seres estancos, va a haber partes de mi yo personal que se filtren al profesional y viceversa… normal. Y esa mezcla de contenido intencionado e inintencionado va a formar mi marca.

El manejo que de las redes sociales 2.0 hagan las enfermeras dependerá de sus objetivos. Si elegimos hacer un uso profesional, los códigos de conducta y la adecuación de los mensajes es diferente a si hacemos un uso personal.Y recordemos que el uso profesional de las redes no solo es con los pacientes en red, si no que también puede estar destinado a la promoción personal.

En este punto si que me parece interesante señalar que las instituciones que representan al colectivo enfermero (colegios profesionales, sindicatos…) deberían tener una presencia activa en las redes sociales, monitorizando la imagen social de la enfermería e interviniendo en todos aquellos casos que sea necesario.

Por último me gustaría poner el foco en la falsa apariencia de anonimato que da la red y que a veces hace que nos olvidemos de cuidar nuestra marca (la personal y la profesional).  Pero esto es cuestión de sentido común, y da para otro #carnavaldesalud.

Si queréis más información sobre los usos profesionales de las redes sociales, os recuerdo que tenéis “Enfermería en la red: guias de usos y estilos” en donde están recopilados manuales, guias oficiales etc.

BIBLIOGRAFIA

  1. Cibanal L; Arce C. (2009) La Relación Enfermera/Paciente, Segunda, Universidad de Alicante
  2. Pablo Medina Aguerrebere (2012) Comunicar y curar: un desafío para pacientes y profesionales sanitarios, Primera, UOC, 987-84-9029-007-1,
  3. Valverde, C. (2007). Comunicación terapéutica en enfermería. Difusión Avances de Enfermería.

Enfermeria basada en evidencias

Acerca del autor

Azucena Santillán

Enfermera. "Máster en Gestión y Administración de Enfermería" , "MBA en Dirección y Gestión Integrada de Clínicas, Centros Médicos y Hospitales" y "Máster TIC en Enfermería". Doctoranda.

Enlace permanente a este artículo: http://ebevidencia.com/archivos/1757

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. MARIA DEL CARMEN

    es bueno su comentario, y cierto lo que dice de las redes sociales, la gente no es conciente de cuidar su salud hasta que se enferma,y prefiere hacer oído sordo a todo consejo, me gustaría saber mas sobre la forma de aconsejar a las chicas jovenes para cuidarse de embarazarse tempranamente. muchas gracias .

  2. Lorena

    Las redes sociales deben servir para acercarse más a los pacientes

  3. Carlos Fraile

    Interesante disertación, sociológica sobre las redes sociales, la persona, las ideas, sus ilusiones, carácter y personalidad empapadas y filtradas en un mundo virtual.

    Este mundo virtual no es otra cosa que un fenómeno humano tecnológico no exento de riesgos y peligros pero lleno de energía de información tan lleno que en ocasiones satura y puede debilitar la neuronas y las relaciones humanas.

    En las redes sociales el físico es una esencia virtual, cuando no existían las redes sociales se ligaba con el físico, la voz el contacto personal y una chispa de carácter extrovertido, el objetivo era satisfacer la necesidad básica del hombre en relacionarse y comunicarse para compartir un ser interior emocional mental y un ser exterior o físico.

    En las redes sociales el físico es un ente racional que mezcla una realidad pintada de felicidad efímera, con colores de niñez, adolescencia, senilidad, alegría y tristeza, mezclados en un crisol de feos, guapos, malos, buenos, enfermos y sanos que transforman el cuerpo y la carne en un contexto Matrix, donde los ceros y el protagonismo de los unos luchan para abrirse paso en un red de contacto físico virtual, plasmada en un pantalla de cristal que proyecta un menú de información aliñado con debilidades, capacidades, sentimientos y emociones.

    Destapar el tarro de la esencias personales al mundo de los ceros y unos puede dejar a la persona vacía, por el contrario en pequeñas dosis, también puede ayudar y aportar un ego de energía, a una vocación de enfermera/o, necesitada de energía para dar a los demás.

    En las redes sociales 2.0 , difundir un trabajo profesional sin dar un toque emocional y de energía personal positiva esta condenado al fracaso.

    Por eso Azucena, como afortunadamente no dejas de poner tu toque personal a la profesión de enfermera en el campo de la evidencia, cada vez tienes y tendrás más seguidores.

    Un saludo

    Carlos Fraile

  4. Ana López

    Querido Carlos, a las 3 de la tarde ( en Canarias) he tenido que leer tu comentario 2 veces ya que en la sobremesa me cuesta una barbaridad hacer la digestión y comprender lo que acabo de leer al mismo tiempo, será por la falta de riego temporal. Lo he leído dos veces porque no quería perderme ni una coma de lo que has expuesto.
    En mi caso particular mi marca soy yo en esencia, es decir, la imagen que expongo es la de una mujer que vive orgullosa de su sexo, su profesión y su maternidad y que estas tres facetas hacen de ella una persona con un particular punto de vista que expone tanto en los post de su blog como en sus perfiles de Twitter y Facebook. Me paso el día hablando de cuidados y ésto lo aderezo con pinceladas de mi vida privada lo que confiere la imagen de cercanía. No puedo separar a ‘la enfermera’ que llevo dentro de ‘la madre’ o de ‘la mujer’ Así que en cierto modo creo coincidir con tu opinión Carlos. Tengo un perfil único que a la vez es mi marca. ChTP.
    De todas formas también creo que la imagen que confiemos a ‘ la marca’ que demos debe estar depurada, al fin y al cabo cuando lo que exponemos es enfermería, representamos a la enfermería española.

  5. Azucena Santillán

    Muchas gracias a todos por vuestras aportaciones!
    Como ya he dicho en Twitter, el comentario de Carlos me ha dejado ojiplática… ¡Que piquito tienes Carlos!
    Indudablemente no podemos disgregar los diferentes aspectos que forman nuestra vida y nuestra persona… pero si creo conveniente y necesario dirigir los contenidos y las formas de lo que comunicamos en función de los objetivos y de los interlocutores… y eso creo que lo hacemos todos en el mundo físico de manera habitual
    Tener un único perfil para todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes, y habrá redes en las que te lo puedas permitir y te resulte beneficioso y otras en las que no…
    Mas de un perfil de carácter profesional de Twitter se ha quedado sin muchos seguidores por pasarse las navidades tuiteando las fotos de sus vacaciones…
    Un abrazo!

Y tus amigos, ¿conocen este blog?... Be nice, tell your friends!

%d bloggers like this: