«

»

Ene 09 2012

Imprimir esta Entrada

Ética en la difusión de conocimiento científico

La divulgación de los resultados de una investigación en ciencias de la salud y en cualquiera de sus acepciones (cuantitativa, cualitativa, colaborativa…) tiene aspectos espinosos que no llevan a pocos enfados y desilusiones.

Tal y cómo dice Hernandez (1) la divulgación de los resultados científicos constituye la etapa de culminación de la actividad investigativa , y con ello su socialización.
Esta socialización se suela ejecutar a modo de publicación en revistas, asistencia y comunicación/poster en un congreso etc… Y aqui es donde se suelen recoger las mieles de nuestro trabajo.
Pero también se pueden recoger hieles si se incurre en conductas inapropiadas. Vicedo ha hecho un análisis de estas conductas inapropiadas producidas durante la divulgación haciendo un especial incapié en las desviaciones éticas de la autoría (2).

Como conductas inadecuadas en la divulgación de contenido científico se contempla:

  • Generación de falsas expectativas. Se produce cuando la divulgación es de tal naturaleza que crea en los receptores una noción falsa en cuanto a los beneficios que se pueden esperar de los resultados investigativos divulgados.
  • Desorientación. Consiste en la inseguridad que genera en el público una inadecuada visión crítica del conocimiento previo sobre un tema, con el afán de destacar los posibles valores de los resultados que se divulgan.
  • Inexactitudes. Obviamente se trata de opiniones equivocadas que se producen cuando el hecho divulgativo no corresponde fidedignamente a los hechos científicos en que se fundamentan.
  • Exageraciones. Se produce cuando se magnifican más allá de lo pertinente el alcance económico, científico o social de la investigación realizada.

Pero la cosa no se queda aqui porque algunas conductas inapropiadas en relación con la autoría tienen tal peligrosidad social que pueden ser consideradas de carácter delictivo (3y4) . Las desviaciones de la autoría que pueden alcanzar connotaciones jurídicas son principalmente las siguientes:

  • Plagio. Esta figura se origina por el acto de copiar parcial o totalmente lo publicado por otros autores sin hacer la necesaria acotación de fuente y asumiendo, por tanto, una autoría que no le corresponde:
  • Fraude. El Fraude se configura cuando el autor sencillamente falsea los falsos. En ocasiones puede referirse al exagerar el número de sujetos estudiados o a manipulaciones de los datos, exclusión de algunos resultados inconvenientes y otras varientes.
  • Exclusión dolosa. Se produce cuando quienes publican, de modo intencional, dejan de reconocer el carácter de autor a alguien que lo merece en propiedad.
  • Usurpación. La usurpación es sencillamente la obtención sin autorización y por medios deshonestos de datos, información, archivos, programas o cualquier otro elemento que es usado para generar en todo o en parte una publicación científica que se presenta como propia del usurpador.
  • Cohecho. Se manifiesta el cohecho cuando una persona, en virtud de su jerarquía o autoridad exige su inclusión como autor de un trabajo científico sin calificar como tal.

El caso de la exclusión dolosa para despuntar en los últimos tiempos dado el auge de las actividades colaborativas. Definir la autoría del trabajo es difícil cuando mas de 20 han participado y no se han dejado claras las premisas de participación y coautoría.

Las nuevas herramientas sociales basadas en la web 2.0 abogan por compartir y colaborar (ver “Aplicación de la web social a la investigación“) . Pero no debemos de olvidarnos que después del vino y las rosas llega la mañana después, esa que queremos que no llegue y llega, en la cual aparecen estas cuestiones menos románticas y que llevan a desengaños amorosos.

Los expertos dejan claro que el haber tenido la idea original, no te convierte en investigador único si no en el principal, pero que la autoría de todos y cada uno de los nombres de los coautores ha de ser reconocido al difundir el trabajo en libros, revistas y congresos.

Vicedo sigue con otras desviaciones éticas derivadas de la autoría:
  • Exclusión culposa. Se produce cuando, de modo involuntario, deja de incluirse entre los autores a alguien que califica como tal.
  • Ayuda mutua. Es de las desviaciones éticas más comunes de la autoría. Se manifiesta por la adjudicación recíproca de autoría injustificada entre dos o más autores con el fin de engrosar su curriculum. Tú me incluyes, yo te incluyo.
  • Ayuda al novato. Se trata de la inclusión indebida como autor a estudiantes, recién graduados o personal nuevo en el laboratorio con la intención de que comience a acumular méritos académicos.
  • Ayuda afectiva. Consiste en la asignación injustificada de autoría a personas con las cuales uno o más de los autores reales tiene lazos afectivos de alguna índole.
  • Lisonja al jefe. Se incluye sin merecerlo, al jefe del grupo o laboratorio como un modo de halagarlo y conseguir su favor. Se distingue del cohecho porque la inclusión no es exigida sino graciosamente aceptada.
  • Búsqueda de apoyo. Habitualmente ejecutada por autores noveles que mediante algún ardid como el de pedir consejos o dar a leer el manuscrito a un investigador prestigioso del campo de estudio, lo incluyen luego como autor del trabajo con el fin de que la valoración del mismo se vea así incrementada por la presencia de una brillante figura entre los autores.
  • Forma de agradecer. Se trata de conceder autoría a personas que han brindado alguna colaboración en la realización del trabajo, pero que en realidad no llenan los requisitos para calificar como autores. Se da sobre todo con el personal técnico, los estadísticos, asesores, etcétera.
  • Cuantificación. Ha sido una consecuencia de los premios y gratificaciones que se otorgan a trabajos científicos relevantes. Para su distribución entre los autores se les exige una declaración donde se expone el porcentaje de autoría que se debe reconocer a cada cual. Se corta así la autoría como si fuera un pastel. Es ridículo que alguien pueda considerarse responsable digamos del 15 % de lo publicado. Es el premio lo que se reparte entre los autores, no la autoría, que no admite, por su naturaleza, división alguna.

Recordemos pues las caracteristicas definitorias de un autor establecidas por el ICMJE (5) :

1- Participar en el trabajo lo suficientemente como para asumir responsabilidad pública por el contenido.
2- Contribuir a:
a) La concepción, el diseño y el análisis e interpretación de los datos.
b) La escritura del trabajo y la revisión del contenido intelectual.
c) La aprobación de la versión final.
Las TIC, Internet, las redes sociales, nos ayudan a difundir y generar proyectos científicos que todavía estan por ser evaluados para calibrar su impacto. Otro de los aspectos a regular es el de la etica en la autoría ya que empiezan a aparecer las primeras desaveniencias.
Bajo mi punto de vista; todo este proceso debe de apoyarse en las premisas de la transparencia y el respeto. En los proyectos colaborativos la información debe fluir entre los colaboradores de las manera que todo el mundo tenga un mapa de ruta y sepa donde esta y hasta donde puede llegar. Asi pienso que se pueden corregir las actitudes poco éticas.
BIBLIOGRAFÍA

  1. Hernández R, Fernández C, Baptista P. Metodología de la investigación. 2ª. Ed. México: Mc Graw Hill; 2000:429-37
  2. Vicedo A. Aspectos éticos de la divulgación de resultados científicos. Rev Cubana Educ Med Super 2002;16(4)
  3. Silva G. La autoría múltiple y la autoría injustificada en los artículos científicos Bol Of Sanit Panam 1995; 108(2):58-67
  4. Lippert HD. Author and medical society legal aspects of falsification of research data. HNO 2001;49(5):408-10.
  5. Comité Internacional de editores de revistas Médicas. Requisitos uniformes para preparar los manuscritos que se proponen para publicación en revistas biomédicas. Bol Of Sanit Panam 1989;107:422-37.
  6. Jacobson MW. Biomedical publishing and the internet: evolution or revolution? J Am Med Inform Assoc 2000; 7(3):230-3.

Acerca del autor

Azucena Santillán

Enfermera. "Máster en Gestión y Administración de Enfermería" , "MBA en Dirección y Gestión Integrada de Clínicas, Centros Médicos y Hospitales" y "Máster TIC en Enfermería". Doctoranda.

Enlace permanente a este artículo: http://ebevidencia.com/archivos/28

9 comentarios

2 pings

Ir al formulario de comentarios

  1. Amanda

    A mi la bicho de mi jefe me robó una idea. Estuve meses hablando de un tema y en cuanto pudo presentó el un proyecto con mi idea. Solo el y yo lo sabemos, pero el ni me mi mira a la cara.
    Ojala se atasque y no sepa continuar. Que ni se le ocurra preguntarme.

  2. Laura

    Me parece una entrada muy interesante, Azucena. Pero a veces esas normas que parecen tan claras son difíciles de seguir por la gente que empieza, que necesita el respaldo de algún jefe. Yo he visto autorías que darían risa si no fueran tan tristes.

  3. Víctor Abella

    Me encanta la entrada y el tema. Es un problema muy grave y que ha causado grandes conflictos en muchos centros.
    Tu último párrafo me encanta porque así debería ser… pero no lo es. Si algún día te veo te puedo enseñar cosas que te demostrarán que no es oro todo lo que reluce.

  4. Azucena Santillán

    Se que es un tema delicado y que entre el blanco y el negro hay infinidad de grises, pero tal vez estas sean las premisas que debemos tener en mente y a las que tenemos que tender.
    El tema de la ética en investigación creo que abarca campos mas amplios que los consentimientos en los IECAs.
    No pienso que estas normas sean fáciles de seguir, pero cuanto más se sigan más alta puedes llevar la cabeza.
    Mil gracias a todos por comentar.

  5. [ Serjons ]

    Me ha gustado mucho tu entrada, para los que todavía estamos estudiando nos sirve de orientación para seguir el buen camino.

    Por otro lado quería felicitarte por tu blog, es muy interesante, sigue así, felicidades.

    1. Azucena Santillán

      Muchas gracias Serjons!

  6. Xose Manuel Meijome

    Lo prometido es deuda y tarde mejor que nunca.

    Es un tema controvertido pero “real como la vida misma” este de la autoría muy centrado (como el de el factor de impacto) en la carrera académica / docente en la que, por lo que conozco de oídas, hay tantas servidumbres y aros por los que pasar para avanzar…

    Aunque a nivel “currito” también te las quieren hacer… pero tienen menos arte y poco éxito, creo.

    Hoy he leído una curiosa entrada sobre los tipos de “jeta 2.0” que me ha recordado un poco a esto…

    1. Azucena Santillán

      Acabo de releer el post que recomendabas, el de los jetas 2.0… y parece que cada vez es más común esa taxonomía. La delgada línea entre el buenrollismo y el jetismo…

  7. ALICIA NANTES

    Lo considero de gran apoyo para la profesión.
    Gracias.

  1. Estudiar, no inventar » Enfermeria Basada en la Evidencia (EBE)

    […] ética en la difusión del conocimiento científico tiene un marco y unas normas y recordemos que  algunas conductas inapropiadas en relación con la […]

  2. Ética en la publicación: videos » Enfermeria Basada en la Evidencia (EBE)

    […] profundizar mas en este tema (y en español) os animo a que repaseis la entrada “Ética en la difusión del conocimiento científico” y que no sigais los pasos inventivos del tristemente famoso Dr. Yoshitaka […]

Y tus amigos, ¿conocen este blog?... Be nice, tell your friends!

%d bloggers like this: