«

»

Oct 17 2014

Imprimir esta Entrada

Enfermeria basada en la eminencia

Hay colegas de profesión con los que tememos toparnos. Dentro de este rango hay un tipo para mi especialmente duro y es aquel profesional empoderado solo por su experiencia (y bajo su criterio), que trabaja basándose en su eminencia y que encoleriza ante la idea de que alguien proponga cambios o ponga en duda su arraigada experiencia.

Cuando los profesionales innovadores y creativos (esos que entienden que cuando algo es mejorable, no va a mejorar si no se cambia el modo de hacer las cosas) se topan con esta categoría aferrada al “siempre se ha hecho así” o “esto es así porque lo digo yo y yo mando”, se frustran. Nos frustramos.

De esta frustración nació #MLPela pero el hecho es que este tipo profesional sigue existiendo y debemos seguir lidiando con esta realidad.

En clave de humor (yo me he desternillado) os invito a que veais este video que me han recomendado por Twitter (gracias Amada y Avelino) .

.                           .                .

.

enfermeria basada evidencia

Comentaba en “Héroes y villanos de las practicas basadas en evidencias” que el mismo Sacket admitía que a veces los expertos pueden obstaculizar el progreso de la investigación, ya sea por cuestiones de ego o bien por inmovilismo ante una situación de estabilidad y comodidad.

El caso es que aunque el grado de “experto” sea bien merecido, bajo mi punto de vista la inmovilidad y la cerrazón no deben posicionarse por delante de la curiosidad y la evidencia en los cuidados que aplicamos a los pacientes.

La “enfermería basada en la eminecia” es una de las alternativas de la EBE que no nos gusta, y así lo debemos de expresar porque no imprime calidad a las decisiones que se toman para el cuidado de nuestros pacientes.

¿Cómo enfrentarse a estas situaciones? mano izquierda y paciencia. Desde luego es dificil, sobre todo si nuestra eminencia nos gana en jerarquia.

 

REFERENCIAS

Sackett, D. L. (2000). Personal views: The sins of expertness and a proposal for redemption. BMJ: British Medical Journal320(7244), 1283.

Enfermeria basada en evidencias

Acerca del autor

Azucena Santillán

Enfermera. "Máster en Gestión y Administración de Enfermería" , "MBA en Dirección y Gestión Integrada de Clínicas, Centros Médicos y Hospitales" y "Máster TIC en Enfermería". Doctoranda.

Enlace permanente a este artículo: http://ebevidencia.com/archivos/2801

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Clara Hurtado.

    Es una de las grandes barreras que tiene la Práctica basada en la evidencia. Por desgracia, no es la única. Tambien está aquello de ” no vengas revolucionando y a la gente, que lno está el horno para bollos. Deja las cosas como están”.
    Cuadno intentas mejorar algo y la respuesta a tu propuesta es ” ya tenemos un protocolo para eso”, y tú sabes que el protocolo es de hace varios, varios años, te vas a casa con una sensación de impotencia que te dura varios días.
    ¿Y qué haces? Pues como el ave fenix, renacer de tus cenizas, jaja. Buscar otro camino, otra manera de llegar al objetivo.
    En fin, que esto es difícil. Como tú bien dices, paciencia.
    Hay que ir a por ello, aunque no sean pocos ni cobardes.

  2. Laura Fernández

    Muy bueno el post. Todos conocemos a personajes de ese tipo. Pero me asalta la preocupación por el efecto contrario: cuestionémoslo todo, busquemos cada uno la “evidencia” de lo que nos interese. ¿Juzgaremos todos con el mismo rigor la evidencia que encontremos? ¿Sabremos cada uno de nosotros juzgar si los beneficios que aportará esa evidencia compensan los esfuerzos necesarios para aplicarla?
    Desde luego resulta beneficioso para una organización el que quienes la conforman no sólo se cuestionen sus prácticas sino que también propongan mejoras basadas en evidencias, pero no de cualquier manera, ni con mil criterios diferentes. Deben existir procesos controlados mediante los cuales se regule la actualización periódica de los procedimientos. No se trata de “hice un curso de búsqueda bibliográfica y voy a poner ‘la casa’ patas arriba” sino de “¿con quién tengo que hablar para proponer mejoras en tal procedimiento?” Y quizá entonces nos encontremos con un problema diferente, que no se soluciona con “evidencia”…

  3. Angie

    Muy cierto! Aquí en México tengo varias colegas así, de hecho que maltratan a los estudiantes que hacen pasantía y solo se dedican a decirles, pues por algo las dejan a mi cargo no? Así que no se metan ni opinen? Creo que parte de culpa tenemos todos los enfermeros por seguir permitiendo que un grupo tan minoría siga manejando a su antojo el cuidado enfermero.
    Qué horror!
    Me gusto mucho tu publicación, yo te apoyo!

  4. Esteban

    El problema no son los recalcitrantes clásicos, ahora estos expertos se esconden también en puestos de dirección con máster en gestión, que ya lo saben todo y atesoran prejuicios más allá de lo que nos podemos imaginar.
    Piden “bibliografía” para atender a cambios, y cuando presentas material serio y actual entonces no vale…

  5. Janet Vargas

    De mi parte puedo decir,que los cambios siempre cuestan por estar tan arraigada en enfermería la cultura del hacer por sobre la investigación y práctica reflexiva, sin embargo soy optimista que la enfermería basada en la evidencia llego y para que esta se quede dependerá de todos quienes podemos difundirla y aplicarla.
    Gracias por mantenerlos al día. Un abrazo a todos Janet

  6. Rubén Bernal

    Hola a tod@s. El video es genial, igual que el Post.
    Me surge la pregunta: ¿Estamos tan acostumbrados a hacer lo que nos mandan que no entendemos a l@s compañer@s que hacen cosas cuando no se las manda nadie?
    Un beso

Y tus amigos, ¿conocen este blog?... Be nice, tell your friends!

%d bloggers like this: