«

»

Feb 23 2015

Imprimir esta Entrada

Búscate un amante

La enfermería es una profesión compleja desde el punto de vista de lo humano. Somos un colectivo mayoritariamente femenino regido por hombres (¿techo de cristal?), tenemos que pelear por la visibilidad de nuestro trabajo y su reconocimiento y todo esto (y más cosas) le hacen pensar a expertos como Juan F. Hernández Yañez que no tenemos valor de mercado.

El caso es que desde que somos aguerridos alumnos de enfermería, soñamos con nuestro Príncipe Azul (entendido como un puesto de trabajo, un desarrollo profesional o un espacio en donde dar rienda suelta a todos nuestros anhelos enfermeriles). Cuando van pasando los años, ves que tu Príncipe Azul te ignora y lo hace de diversas maneras en los distintos ámbitos:

  1. Ámbito asistencial: conseguir una puesto de trabajo estable es una quimera. Las oposiciones son multitudinarias y escasas, las especialidades no tienen traducción en puestos de trabajo pertinentes (y se han convertido en soluciones de trabajo temporal via EIR) y la gestión del recurso humano habitualmente se realiza equiparándonos a fichas que sirven para rellenar huecos en las plantillas sin tener en cuenta formación, capacidad o experiencia… Nuestro Principe Azul deja mucho que desear en este campo y mas desde que esta recortando plantillas por mas que le recordamos que el deficit de enfermeras aumenta la mortalidad en los pacientes.
  2. Ámbito de la docencia y la investigación : Las enfermeras clínicas quieren investigar pero demandan mas formación y sobre todo estructuras que faciliten esta tarea. Las enfermeras entienden que necesitan consumir investigación pero nos gustaría tener mas soporte para poder implementar cambios… Y ademas este Príncipe Azul juega a dos bandas porque por un lado están las enfermeras académicas que tienen las estructuras para investigar y por el otro están las enfermeras clínicas, que tienen la necesidad de obtener respuestas para basar la practica clínica en evidencias, y parece que la brecha entre ambas perdura. El desarrollo académico de la enfermería ha llegado al doctorado pero si tu Príncipe Azul es la Universidad te esperan duros obstáculos mas allá de la tesis (que no es poco): tasas de reposición ínfimas, la tiranía de las obligadas publicaciones con impacto JCR (a la cual ya ha renunciado algún afortunado Premio Nobel)… Todo ello hace que cada vez resulte menos atractivo este Príncipe Azul esclavista. Y si hablamos de su primo, el Príncipe Azul de la formación continuada y postgrado, nos llevamos la decepción de que con el paso de los años se ha pervertido ya que parece estar sólo interesado en nuestro dinero.
  3. Ámbito de la gestión: si soñabas con este Príncipe Azul y ta has preparado mediante cursos de calidad, expertos en gestión sanitaria, másters etc… te habrás dado cuenta de que de momento los puestos de gestión son puestos de confianza…En distintos foros se ha abogado por la profesionalización de la gestión sanitaria pero de momento que los gestores estén formados en gestión no es obligatorio y que los enfermeros base estén formados para gestionar no les saca de su condición de fichas para rellenar huecos en las plantillas. Esto no quita para que haya magnificas supervisoras, direcciones etc… pero también hay enfermeros cuyo talento esta desaprovechado.

amante bandido

 

Por todo esto y después de una conversación con Carmen Villar, creo que es hora de que seamos conscientes de que hay mas caminos que lo publico, hay opciones alternativas de desarrollo dentro de nuestro ámbito de interés. Es decir, si tu Príncipe Azul te ignora, búscate un amante.

Internet conecta a las personas, busca personas con tus interés y favorece sinergias, hazte visible de manera profesional y haz visible al colectivo… ¡Búscate fórmulas de desarrollo!

 

Busca algo que te motive día a día y que impida que caigas en el desánimo, ese que parece embargar a la enfermería actualmente.

 

Jorge Bucay proporciona la siguiente definición de amante en uno de sus textos:

“Un Amante es cualquier cosa que nos apasione, lo que ocupa nuestro pensamiento antes de quedarnos dormidos y también aquello que, a veces, no nos deja dormir. Nuestro amante es lo que nos vuelve distraídos frente al entorno, lo que nos hace saber que la vida tiene motivación y sentido” y añade:

“Un amante puede ser nuestra pareja, si nos animamos a encontrarlo allí. En otros casos es otro alguien que no es nuestra pareja.  También podemos hallarlo en la investigación científica, en la literatura, en la música, en la política, en el deporte, en el trabajo cuando es vocacional, en la necesidad de trascender espiritualmente, en la amistad, en la buena mesa, en el estudio, o en el obsesivo placer de un hobby que nos monopoliza cada instante “suelto”.

.                                  .

Gracias Carmen por inspirar este post y ojala todas las enfermeras que se sientan defraudadas y desencantadas sean (seamos) capaces de encontrar un amante que nos alegre las jornadas.

¿Qué opinas de tu Príncipe Azul? ¿Tienes amantes? ¡Cuéntanos tu historia!
Enfermeria basada en evidencias

Acerca del autor

Azucena Santillán

Enfermera. "Máster en Gestión y Administración de Enfermería" , "MBA en Dirección y Gestión Integrada de Clínicas, Centros Médicos y Hospitales" y "Máster TIC en Enfermería". Doctoranda.

Enlace permanente a este artículo: http://ebevidencia.com/archivos/3074

44 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Yolanda

    Azucena, precisamente la lectura del post ha coincidido con momento de desánimo y me ha removido…¡tengo que buscar amantes!. Eres genial. Saludos.

  2. Verónica Loaiza Papaqui

    Realmente debemos buscar una pasión, buen tema muchas gracias.

  3. María Victoria

    Gracias por aportar un poco de luz a este matrimonio persona-enfermera que no termina de cuajar porque los cuentos de hadas que nos contaron respecto a la profesión eran eso, cuentos de hadas, con príncipe azul incluido.
    Me ha encantado este post porque nos abre los ojos a otros horizontes. Ojalá seamos capaces de encontrar ese amante.
    Gracias por ese ánimo….

  4. nancy salazar

    me encanto , a buscarlo, a buscar esa pasión.

  5. dora

    Me resulto muy bueno .quisiera aportar …generemos un lugar real de encuentro…aunque sea un bar tengo casi cuarenta años de experiencia donde casi todos los días desde mi pasión tengo q luchar contra la desesperanza .

  6. carmen villar (@carmenvillarb)

    Hola a todos, yo ya encontré el mío. La investigación que e llevó al 2.0 y a este grupo de gente con las mismas inquietudes. Si te fijas bien un amante te mantiene ocupada en estar actualizada y toda la tarea que emplees si estás a gusto nunca te cuesta hacerlo, esto mismo sucede con la profesión y con el trabajo. Muchas gracias Azucena por la dedicatoria, me alegro que te gustase la metáfora y espero que “mis amantes” la investigación, la EBE, el 2.0 me duren un tiempo y no me “agoten” hasta el punto de tener que dejarlos. Entre ellos estáis todos vosotros, amigos que habéis ido sumando y que sois unos grandes impulsores en momentos de desánimo. Hay #enfermería más allá del hospital o del puesto de trabajo.

  7. LISADORA

    MI PRINCIPE AZUL ES UN SINVERGUENZA Y SE LLAMA SESCAM.
    Me ha tenido años pagando cursos de formacion y ahora no me los valora, ha recortado puestos de trabajo. Cada vez tengo mas trabajo y no aguanto mas.
    Estoy muy harta.

  8. maribel lopez

    Me he enamorad

  9. maribel lopez

    me ha enamorado este Post!!! Motivador, original y tan realista

  10. Azucena Santillán

    Muchas gracias a todas por participar con vuestros amores y desamores.
    Yo os puedo contar que mi historia con mi Principe Azul asistencial comenzó hace muchos años y todavía no pierdo la ilusión por recuperarlo (porque ahora mismo estamos algo distanciados).
    En realidad he tenido también un Principe Azul en la docencia, cuando daba clases de enfermería en la Universidad de Burgos… pero este Principe me dejó bien plantada y ahora estoy tan a gusto refugiada en los brazos de otras Universidades que de vez en cuando piden mi colaboración (como la UNED o la Autóma de Madrid). Otro de mis amantes habituales es la formación continuada, y con la metodología online ni os cuento lo que ligo 🙂
    Gracias a mi amantes de la web 2.0 (especialmente gracias a este blog) he viajado por gran parte de la geografía española, desde La Coruña hasta Jaén, disfrutando de vuestra compañía en Jornadas y Congresos. Mis amantes tambien me han llevado allen de los mares a Mexico (La Paz y Matamoros) y he podido conocer la enfermería mexicana, asi como la peruana y la colombiana… Mientras, mi Principe Azul pasa de mi, solo le preocupa tener lista la cena (o cubierto el turno en la planta en la que trabajo). Me gustaria mucho que mi Principe me quisiera un poco mas pero ya se sabe que con frecuencia en casa es donde menos se te valora, y mientras vas de aqui para alla con la maleta piensas en lo a gusto que estarias en casa con tu Principe… Pero como pasa de mi, pues me busco amantes.
    Entiendo perfectamente a Carmen cuando dice que espera que sus amantes la duren mucho y no la agoten, porque la verdad es que cansan mucho. Pensad que al final del día tienes que volver a casa con el ceporro de tu Principe (cumplir con tus turnos en el hospital o donde sea que trabajes) y tanta actividad a costa de tus ratos libres pasan factura.
    Pero os aseguro que merece la pena, y que mantener la ilusión con estas otras actividades hace que vivas la profesión de otra manera (mejor). Os encontrareis con compañeras a las que no les guste que tengas amantes (a ellas seguramente las gustaría tener alguno, o igual simplemente están a gusto con su Principe) pero es tu derecho y lo mas importante es que BUSQUES TU FELICIDAD Y DESARROLLO PERSONAL a través de tu profesión.

  11. cuidandosfs

    Hola Azucena (y resto de compañer@s)… Reconozco que yo también tengo una amante: las Nuevas Tecnologías y su relación con la Salud (supongo que no hace falta que lo diga jijiji). El caso es, que desde que descubrí las sinergias entre ellas, la investigación y la innovación mi visión de la profesión ha cambiado… Tener una amante me ha venido muy bien…
    Un saludo y sigamos aprendiendo!

    1. Azucena Santillán

      Lo de tus amoríos es publico y notorio, y ha servido de inspiración para muchos enfermeros (entre las cuales me encuentro), así que gracias por compartir tus escarceos con nosotros 🙂
      Un abrazo Serafín!

  12. Rosi Sabbetta

    Pues por este lado del mundo, America, las opciones son menos, pero ha sido muy gratificante encontrar espacio como este, y creo que empezare a buscar un amante, porque la tecnologia y yo somos amantes hace rato, a tal punto que como diriamos en buen dominicano ´somos pana full¨

    1. Azucena Santillán

      Genial Rosi! Esos panas son los que nos mantienen ilusionados… No te creas que estamos tan lejos allá y acá (estamos solo a un tuit de distancia).
      Un abrazo!

  13. ROSA AREVALO

    PIENSO QUE ESTA LECTURA RECALCA LA PROBLEMATICA DE NUESTRA NOVIA LA PROFEION Y QUE POR SIGLOS HA PERDURADO ESTA REALIDAD ,LAMENTABLEMENTE AUN NO CONTAMOS CON POLITICAS SOCIALES QUE MEJOREN LA CALIDAD DE VIDA DE LAS Y LOS ENFERMEROS Y NOS CONVERTIMOS EN INVISIBLES CUANDO LOS MERITOS SON RECONOCIDOS A OTROS PROTAGONOSTAS DEL CUIDADO DE LA SALUD ,A VECES PIENSO BUENO TENEMOS INDICADORES PROPIOS DE NUESTRO DESEMPEÑO PERO AUN PERSISTE EL ENFOQUE BIOMEDICO QUE INCREIBLEMENTE LAS PROPIAS ENFERMERAS NOS RESISTIMOS AL CAMBIO ,,,,

    1. Azucena Santillán

      Esta realidad que describes Rosa parece que se da en varios paises. En España hemos tratado de paliarlo con iniciativas como #EnferiaVisible y ojala entre todos consigamos ese cambio social. Un abrazo!

  14. Rubén Bernal

    Hola a tod@s: Que metáfora tan buena y divertida. Ahí va mi aportación:
    Yo soy el típico amante que busca que su pareja cambie. No me gusta como es y menos desde que he tenido deslices con la investigación y la docencia. Intento que ese cambio no sea traumático, seguir amándola y decirle las cosas con cariño y respeto. Abrirle nuevos caminos para que se de cuenta que es mejor evolucionar. Quizás no siempre estemos juntos, quizás yo me vaya o ella me deje, pero ese Cambio que le pido le irá fenomenal siempre. Os confieso que no hace mucho caso a mis consejos y creo que le dan igual mis deslices siempre que vuelva a casa a dormir.
    Un saludo a tod@s

    1. Azucena Santillán

      Que bonito Rubén… Ojala consigas esos cambios y desde luego el método que planteas parece el mas acertado.
      Con una persona seguro que conseguirías tus propósitos, con nuestros principes (bastante ceporros, insisto) la cosa es mas dificil, pero es muy agradable encontrarse a personas con tu visión. Gracias Rubén.

  15. planEIR Ana Rincón✏️ (@planEIR)

    Azucena!!!
    Qué bonita entrada y comentarios!!
    Pues tal y cómo dices, yo ahora mismo tengo un muy buen amante y me siento totalmente identificada con la idea.
    He descubierto lo que me encanta la docencia y desde luego que no pienso renunciar a hacer lo que más me gusta.
    Lo único malo de estos amantes que tanto te atrapan es que no puedes desconectar de ellos… Es cómo una adicción!

    Pero desde luego que si echo la vista atrás, a pesar del gran sacrificio personal que estoy haciendo, sin duda estoy feliz de tener un amante que me da tantas alegrías en el día a día.

    1. Azucena Santillán

      Desde luego lo tuyo es un muy buen ejemplo. Has sido innovadora, creativa, apasionada… y todo ello te he conducido a un merecido éxito profesional (ademas eres el vivo ejemplo de que hay vida enfermeril mas allá de los hospitales).
      Un beso Ana!

  16. Jose Manuel Martínez (@josemaenfermero)

    Pues si Azucena, pero Príncipes azules escasean (en mi caso princesas)…
    Que ganas tengo de encontrar a esa princesa Azul (difícil, pero no imposible), con la que espero estar muy “a gusto” a su lado y encima me paguen por ello.

    Pues bien, yo no me voy a quedar de brazos cruzados a que eda princesita venga a mí… (si Mahoma no va a la montaña, la montaña tendrá que ir a Mahoma…).
    Confieso que ya tengo mi planing preparado para alcanzar mis objetivos, y no voy a dejar que nadie me lo impida.

    1. Azucena Santillán

      Querido hay que salir a ligar, que los amantes no te van a buscar a casa 😉
      Suerte con tu plan y a por ello!

      1. Josema Martínez ☺ (@josemaenfermero)

        Jejejeje
        De flor en flor ando, aprendiendo de cada amante lo mejor y las cosas no me van mal…
        Seguiré buscando a mi princesa 😉
        Gracias Azu!!

  17. Sara

    Estupendo y motivador post!!!
    Confieso que tengo varios amantes aunque no puedo dejar de soñar con mi príncipe azul… ilusa!
    Cuanto más caso hago a mis amantes más rara me ven mis compañeras pero más feliz soy… el problema es que he llegado a plantearme dejar al príncipe y fugarme con alguno de ellos. Qué opinais? Lo dejaríais vosotros después de 20 años?

    1. Azucena Santillán

      Hombre Sara… yo soy consciente de que a dia de hoy el ceporro de mi Principe es el que me sustenta (nómina), pero escapaditas de fin de semana si que me hago con alguno de mis amantes jijiji.

  18. Marta

    La pasión no puede faltar en la vida y menos en una profesión como la nuestra que lo que necesita es corazón. Gracias por reflejar el sentimiento que me invade a veces.
    Ha sido un estímulo.

    1. Azucena Santillán

      Que no te falte la pasión y que esta no se convierta en locura… Un abrazo!

  19. Carmen Alba

    Cuanta razón, mis amantes sois los que estáis al otro lado, muchos de vosotros marginados y mal comprendidos, así me siento. Mi gratificación son los pacientes y sus familias, pero sufro cuando se les castiga a ellos por que se me quiere castigas a mi. Cuanta mediocridad.
    Hoy la esposa de un paciente ha venido a suplicarme que vea a su marido, la lesión ha empeorado y no quiere ir a donde le corresponde por que están empeñados en poner el “odioso” iruxol y ella sabe que eso trae problemas
    Hoy estoy cansada, desanimada y se que vosotros me entendéis con muy pocas palabras, pero os pregunto, que nos mueve para seguir ¿el masoquismo? ¿el orgullo?, no lo se, pero de verdad que creo que mientras al otro lado haya alguien que me entienda no esta todo perdido.
    Gracias queridos amantes

    1. Azucena Santillán

      Gracias a ti Carmen; yo te puedo responder que a mi no me mueve el masoquismo (eso seguro que no) ni el orgullo, porque creo que aunque tengo amor propio, este me sirve para hacer las cosas como creo que tengo que hacerlas. Este mismo amor propio es el que me ha empujado a buscar amantes por mi propio desarrollo personal: me niego a resignarme y a enmudecer mis anhelos.
      Un abrazo!

    2. M.Ángeles Carrasco

      Me ha encantado este post.
      Creo que la relación estable tardará en llegar, mientras el amor de verano y navidad vuelve cada año…a veces, me siento muy perdida, pero leer a personas como ustedes, hace que me diga cada mañana que esta situación es temporal, que llegaré donde quiero y que de las piedras del camino, también se disfruta y sobre todo se aprende.
      Mi pasión por la enfermería es totalmente vocacional, y hay muchos derrotistas que se empeñan en desmotivarnos. Sin embargo, yo prefiero quedarme con los profesionales que me cruzo personal o virtualmente que se desviven por hacer su trabajo bien, por aprender y jamas olvidan que a esta profesión hay que quererla. Carmen Alba, si te sirve de algo, he aprendido tanto de ti sin conocerte y como yo tantas personas que eres la amante perfecta. No creo en la mediocridad. Creo que hay que amar lo que se hace y luchar para cambiar lo que está mal. Un abrazo a todos mis amantes y a lo que amo y me hace moverme mientras llega mi príncipe azul. (Espero que el azul no sea porque llegue desaturado) Muack

  20. Enfermero Mileurista (@duemileurista)

    Hola, Azucena.
    Maravilloso y original post.
    Yo tengo taaaaaaantos amantes!!! Y muchos de ellos los he encontrado en el apenas año recién cumplido que llevo por estas esferas tuiteras: @planEIR, @EnferEvidente, @LaFactCuidando… y cómo no! @Ebevidencia.
    Pase lo que te pase, sabes que hay alguien al otro lado que responde, que aporta su conocimiento y su experiencia, que debate sobre temas relevantes para la profesión, que tiene soluciones que te sirven…. o simplemente descubres que estás en sintonía con lo que publica o comenta.
    Gracias! Amantes mías/os!

    P.D.: En cierto modo, yo también soy el amante de un enfermerito de a pie, al que un día se le ocurrió abrir un perfil tuitero enfermero para escribir sus pamplinas y dar rienda suelta a sus memes… 😉 Pero “esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión”…

    1. Azucena Santillán

      Gracias por lo que me toca @duemileurista y sigue alegrando las veladas de ese enfermero tuyo al que algún día espero conocer en persona 🙂

  21. ROCIO

    Me encanto la publicacion…. mas considero que el gremio enfermero aparte dw buscar a ese amante, debe empoderarse de lo que realmente es y lo que hace esta humanitaria profesion. La verdad tengo 2 años de egresada y solo la objetividad y positivismo hace que mis gestiones se desenvuelvan no entorno a mi principe azul…. si no en pos a maximizar el bienestar de mis usuarios.

  22. MariLuz

    Que gran entrada!!!
    En un día en que Mi príncipe azul ha sido pisoteado por los las altas esferas, por buscar cuadrar carteleras sin importarles el personal y si estamos formadas para ofrecer cuidados de calidad…
    Por lo de hoy y porque ya hace un tiempo que siento que tenía que abrirme otros caminos… estoy encontrado a “mis amantes”… formarme en gestión e investigación. Y en ello ando introduciéndome en este apasionante mundo 2.0…
    Gracias, Gracias y Gracias.

  23. micaela

    Hola Azucena me parece excelente este emprendimiento tuyo, comparto la idea que la investigación en Enfermería nos ayudara a crecer y renovar nuestros quehaceres, es un poco difícil pero no imposible, Felicitaciones y gracias por compartir con nosotros tus inquietudes y conocimientos, un gran abrazo desde Lima Perú.

  24. Cartas desde Polonia. Soldado Cadepo.

    Creo que el contenido de este post y sus conclusiones trascienden el ámbito de la enfermería, para desembocar en el ámbito de la propia experiencia de la vida. No puedo estar más de acuerdo y lo suscribo al 100%. Enhorabuena por este magnífico y acertadísimo post.

  25. yolanda mv

    Que genial !!!! Los amantes es verdad, lo unico que vas empezando y una cosa lleva a otra , te da oportunidades inolvidables, conocer a profesionales excelentes y ya no puedes parar , lo de hacer un turno y desconectar ya no se lo que es . Los amantes no me dejan parar . Gracias a ti , Carmen y a todos los demas que me apoyan a seguir en esta vida . Lo importante es la actitud . Chao

  26. @JaviEir_CTO

    Voy a aprovechar el día del padre para hablar de amantes… .
    En mi caso, me enamoré de mi amante (la matronería), pq me gustaba todo de ella… Mi problema fué que cd ya estaba muy metido en ella, me confesó un secreto…. Ese secreto era que estaba en libertad vigilada, lo cual nos limitó bastante nuestra relación. Resulta que mi amante (la matronería…) era una persona empática, alegre, social, comprometida, solidaria, ingeniosa, científica, humana… Lo tenía todo. Pero muchas veces, cd le proponía un plan que incluía viajar a nuevos sitios, me daba largas… . Luego entendí cual era su libertad vigilada: viejos conceptos, gente que hace las cosas pq siempre se han hecho así, matronas incompetentes que lo último en quien piensan es en la mujer, ginecólogos que tienen miedo a que la mujer se empodere, sistemas sanitarios cobardes que no se atreven a darle libertad total… . En fin. Ella sueña con algún día poder desarrollar toda su autonomía y capacidad, Creo que ese día llegará, y podremos emprender viajes nuevos, y disfrutar juntos de nuevos sitios… .

    Hasta entonces, mi amante me permite estar con otras amantes, que me permiten conocer mundos que tb me llenan un montón… . En concreto, hay dos amantes que me complementan sobremanera, que son la investigación y la docencia.
    Investigar es una amante muy exigente, pero que aporta muchas cosas.
    Y la docencia es una amante fiel y muy agradecida. Sentir que puedes aportar a proyectos de vida que están empezando, ya sea via carrera, o vía Eir, llena mucho, y suple las necesidades afectivas y de “probar” nuevas experiencia que la matronería no me puede aportar ahora.

    Lo que espero, es no perder nunca la capacidad de enamorarme, de conocer y de descubrir cosas junto a “mis amantes”.

    Gracias, Azucena.
    Fantástica reflexión la tuya.
    @JaviEir_CTO

  27. Mariajo

    Precioso post, me encanta la comparación.
    Comparto mi experiencia. Actualmente, creo que soy una afortunada porque vivo en una luna de miel con mi Principe Azul, que a la vez es mi amante, me apasiona, me hace crecer como profesional, me empuja a formarme… y nuestra buena relación revierte en pacientes bien cuidados y felices. La única sombra que amenaza nuestra relación es que este príncipe no es mio del todo… y veo que en breve se va de mi vida.
    Gracias por vuestra tarea de sensibilización y activación de la profesión a través de las redes.

  28. Sin derrota

    Príncipes Azules tuve varios, a los cuales los deje con la miel en los labios y mi satisfacción personal es grande, y sigo a los Príncipes azules con gran pasión, por que si me quedo con uno solo se sufre y se fracasa. sigo por la vida disfrutando de muchas Lunas de miel y Enfermería me lo permite por que es muy variada en diversos campos

  29. karijos18

    Pues ahora yo tengo muchos amantes para mi parecer es una manera muy llamativa ya que a ciertas personas no nos gusta leer pero ese tema jjejje me hizo leerlo de inmediato Gracias¡¡

  30. Alba Jiménez (@albicans5)

    Mi amante es la escritura, escribo sobre cualquier cosa que no sea la enfermería, y no porque no me guste mi profesión, pero necesito una válvula de escape. Y mira, lo que empezó siendo un pequeño blog, se ha transformado en un libro de relatos y ya estoy camino de la novela…. 🙂

  31. Tamara Cecilia Velasco Romero

    Hola Azucena!!
    El problema de los principes azules del sector privado se han aliado en los últimos tiempos con la precariedad laboral y la explotación,si en el sector público faltan enfermeras,en el privado las austituyen x auxiliares con una sola enfermera a lo sumo,la brecha salarial es enorme y ya de derechos ni hablamos…..
    Hay q buscar alicientes esta claro,pero mejor fuera del trabajo,para utilizar esas endorfinas en el dia a dia laboral y llevarlo mejor.Hay q aprender a disfrutar de nuestro trabajo sin caer en el desanimo, hoy en dia es mas facil caer en el pesimismo,pero tenemos q seguir con la chispa por la q elegimos ser enfermeras/os ,eso hara q esta profesion tan necesaria avance,no es facil pero nadie dijo q lo fuese 😉

  32. Edita Falco

    las enfermeras necesitan y merecen un reconocimiento mas amplio a su labor.estoy acostumbrada a ver como las enfermeras detectan un cambio fundamental en los pacientes que los medicos muchas veces no advertimos..son excelentes clinicas,y saben mas de gestion que cualquier ceo.

  1. Decálogo para ser un@ líder en #Enfermería: que te guste (I) - cuidando.es

    […] no te apasiona y ya no te enamora, ya estás tardando en dejarlo o buscarte “un amante“. Sufrir con estas cosas no tiene sentido. Disfrutar es una de las claves. Actitud, sería la […]

Y tus amigos, ¿conocen este blog?... Be nice, tell your friends!

%d bloggers like this: