«

»

Nov 20 2011

Imprimir esta Entrada

Al director también le gusta la EBE

Como ya hemos venido haciendo con anterioridad, seguimos preguntandonos que opinión tienen otros profesionales de la salud sobre las practicas basadas en evidencias en general y referido a la enfermería en particular.
El SACYL (institución en la cual desarrollo mi labor asistencial) ha apostado por el fomento de las practicas basadas en evidencias, y muestra de ello es el Banco de Evidencias en Cuidados que los trabajadores del SACYL van engrosando poco a poco, con esfuerzo y dedicación.

En este domingo nos acercamos a las opiniones de Juan Carlos Isla que es economista y trabajador social, y ha trabajado en distintas administraciones, sectores y países. Desde 2007 desempeña su labor en la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca como director de gestión y servicios generales. Le podeis seguir en Twitter como @jc_isla .

1. ¿Consideras que la enfermería debe fundamentar su trabajo en prácticas basadas en la evidencia? ¿Por qué?

Sin duda es la solución óptima actualmente, no obstante, debe ir permanentemente evolucionando para incorporar las mejores prácticas que se van adoptando y modificando con los avances técnico-científicos y con las variaciones socio-demográficas que experimenta la población a la que se atiende.
Asimismo es una garantía tanto para la población que se atiende cómo para el propio profesional y el sistema porque asegura una atención de calidad, fiable y resolutiva.
Al profesional le facilita el trabajo puesto que sabe cómo abordar una situación sanitaria o le propone posibilidades de atender el proceso de un paciente con sus circunstancias, a la vez, se minimizan riesgos ante posibles demandas de atención inadecuada.
Al usuario se le da confianza porque es el tratamiento que está contrastado y probado y ha dado muestras de buen funcionamiento, con lo cuál el paciente tiene certidumbre en que su atención es la mejor disponible y va a ser similar tanto si le tratan en un punto asistencial cómo a 20km o a 2.000 km.

2. ¿Qué opinas sobre el rol de la enfermería en la gestión de los cuidados y su influencia en la salud de los ciudadanos?

El papel de la enfermería es importantísimo en la gestión de los cuidados puesto que a menudo las dudas que se le plantean al paciente no se formulan al profesional de medicina sino al personal de enfermería. Con gran esfuerzo se ha granjeado la confianza del paciente por parte del personal de enfermería y a veces se tiene por parte del usuario una especie de “miedo” o incomodidad a preguntar al doctor,-a, cosa que no ocurre con el profesional de enfermería, que a veces “traduce” de una manera más “entendible” las indicaciones sanitarias precisas para adecuar su cuidado y su proceso de mejora de la salud. Además también puede darse el caso de ser más insistente el profesional de enfermería y de estar en mayor contacto con el usuario y su entorno, lo cuál facilita el entendimiento, la colaboración y la confianza.

3. ¿Crees que en la actualidad merece la pena el esfuerzo de implementar cuidados basados en evidencias?

Merece la pena sin ningún género de dudas, pero hay que ser consciente que el resultado no es inmediato y que al no tener el resultado en el corto plazo puede desanimar tanto a los profesionales cómo a los usuarios, los resultados se obtienen en el medio-largo plazo y a veces el ámbito temporal tiene una importancia relevante.
El esfuerzo de releer, evaluar metaanálisis, ensayos clínicos randomizados, etc y adecuar el proceso y las tareas de trabajo es también considerable con lo cuál esas reticencias juegan también en contra del desarrollo de la EBE, no obstante visto con perspectiva amplia el resultado es positivo.

4. Otras consideraciones que quieras aportar:

Agradecer la dedicación y los esfuerzos a todas/-os las/-os pioneras/-os por la ardua labor que llevan haciendo tiempo y las personas que ya han adaptado la EBE como práctica habitual porque redunda en una mejora de la práctica de otros profesionales y en la salud de la poblaciones que atienden y que, por desgracia, probablemente no puedan o sepan agradecerles nunca ese esfuerzo y dedicación. Seguid haciéndolo así de bien y al resto de profesionales que se intenten enganchar a los programas de EBE.

Solo me resta reiterar mi agradecimiento a Juan Carlos por ofrecernos sus reflexiones sus ánimos. Sintiendonos apoyados los retos se encaran de otra manera, ¿a que si?.

.

Acerca del autor

Azucena Santillán

Enfermera. "Máster en Gestión y Administración de Enfermería" , "MBA en Dirección y Gestión Integrada de Clínicas, Centros Médicos y Hospitales" y "Máster TIC en Enfermería". Doctoranda.

Enlace permanente a este artículo: http://ebevidencia.com/archivos/37

8 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. A.H

    Mira que bien. Y esto quiere decir que este gestor basa sus gestiones en evidencias?
    Un saludo

  2. Juan Carlos Isla

    Eso tratamos, aunque a veces también la urgencia de tomar decisiones no te permite valorar todo lo existente, pero sin duda las decisiones intentan ser las óptimas con la información que barajamos, que a veces, y por desgracia, no es siempre completa o puede tener ciertos sesgos.
    Por no hablar de los límites presupuestarios y legales a los que tenemos que circunscribir nuestras actuaciones.

  3. Azucena Santillán

    Muchas gracias AH por iniciar el dialogo y a Juan Carlos por responder con tanta premura. Esta es una de las ventajas que tienen estos canales: la rapidez y la horizontalidad.

  4. Xosé Manuel Meijome

    A ver si a la segunda va la vencida…

    No me cabe duda que es muy importante que en las estrategias de un sistema de salud se cuente con la enfermería en la amplísima labor de ‘generar’ evidencias pertinentes para las prácticas que estas desarrollan en su labor diaria por lo que el banco de evidencias en cuidados es un gran avance aunque aún más lo es el esfuerzo en “impregnar” con esta metodología y con los conocimientos y habilidades pertinentes a una ‘masa crítica’ de profesionales.

    Pero no estamos, ni de lejos, al final del camino y tenemos déficits estructurales (Acceso a documentalistas para la realización de búsquedas, obtención de artículos a texto completo…) que me hacen pensar que quizás este titánico esfuerzo debería ir dirigido más a adaptar lo generado en entornos pertinentes que a ‘generar’ evidencias “desde cero”; claro que tendríamos un “vacío de parámetro” en lo que se refiere a la publicación de trabajos pero he de recordar que las fichas de RAPId y otros instrumentos de lectura crítica también constituyen bibliografía (véase la sección correspondiente de Enfermería Clínica).

    Por otro lado; sea por la realización de Revisiones Sistemáticas, Informes de evidencias focalizados o documentos de lectura crítica de evidencias publicadas en otros contextos lo que verdaderamente debería centrar nuestros esfuerzos es la resolución del vacío entre evidencia y práctica diaria tal y como lo intentan Investen-RNAO (con la iniciativa Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados en la que participan 2 centros de SACYL) como el JBI con la iniciativa 800 hospitales. Creo que debemos encontrar herramientas en este sentido para que todo esto repercuta donde realmente debe: En resultados en salud.

  5. Azucena Santillán

    No puedo estar mas deacuerdo. La implantacion de las evidencias es el gran talon de aquiles de las institituciones y la nuestra no se salva. Y si entramos en el tema de que se ordenen las busquedas desde los servicios centrales, en lugar de que sean los propios trabajadores los que decidan sobre cual de todas las multiples preguntas clinicamente contestables que tenemos en nuestro dia a dia se estudie… las barreras hacia la generacion de evidencias y su implantacion son mayores.
    En definitiva y segun mi opinión, lo que nos haria falta es mas formación, personas de referencia que guien estos procesos y tiempo (no hablo de infraestructuras porque creo que la biblioteca virtual del SACYL es maravilla).

  6. Xosé Manuel Meijome

    Ya Azu; pero hacer búsquedas bien estructuradas en 3, 4 o 5 bases NO PUEDE llevar 4 meses… no para una RS (aunque sea sólo porque la “muestra” se altera) y si un centro de 1000 camas si puede poner a una enfermera a tiempo completo a esa tarea otros más modestos y con más frentes deficitarios no.

    La biblioteca virtual es buena, excelente desde que se incluyó CINHAL, pero por una parte nos falta formación “sobre el terreno” en cuestión de búsquedas y gestión de referencias bibliográficas y por otra, y más importante, nos falta el tiempo necesario para hacerlas.

    Y digo yo; si los residentes de cualquier gran hospital pueden pasar una pregunta PICO con unos límites bien definidos para que un experto estructure una estrategia de búsqueda y la desarrolle ¿porqué no una enfermera? Y conste que esta pregunta no la focalizo en SACYL sino en general… ya me gustaría que Maria @bibliovirtual me la contestase.

  7. Azucena Santillán

    Estamos entrando en arenas movedizas. Indudablemente, nadie que sepa de lo que está hablando va a exigir a un equipo de trabajo que en sus ratos libres hace busquedas y lee articulos, que hagar una revisión sistemática en 4, 6 ni 12 meses.
    Lo que ocurre es que contamos con los antecedentes de los equipos de primaria (a los comentarios del post sobre las herramientas de bolsillo te remito, http://ebevidencia.blogspot.com/2011/10/herramientas-de-bolsillo-para-la.html). Sin embargo en especializada el planteamiento fue muy distinto y los frutos son diferentes.
    Vamos a ver, tu y yo sabemos lo que es trabajar con un documentalista profesional que te hace las busquedas y te proporciona los articulos. Entiendo que debe ser así. Zapatero a tus zapatos, no?.

  8. Carmen

    Hola Azu, perdona por tardar en responder a tu requerimiento.
    En primer lugar me alegra ver que desde los puestos de mando empiezan a interesarse por temas como el de la evidencia y comprobar que nuestro trabajo no cae en saco roto. Por otra parte creo que no debemos enzarzarnos en el tema de los documentalistas, se puede solicitar su colaboración desde cualquier hospital del Sacyl y los artículos completos de igual forma, solicitando clave de acceso para ello. De cualquier forma necesitamos formación para saber lo que queremos buscar y así encontrar resultados de validez, pero esto lo podemos hablar y debatir en otro momento. Mi opinión es que debería fomentarse la unidad de investigación de enfermería para este y otros temas, como puede ser la solicitud de proyectos o ayudas financiadas, muchos se pierden por no saber cómo realizarlo. Sobre las evidencias yo creo que debíamos empezar a implementar las existentes antes de darles más vueltas. Es decir donde existan recomendaciones basadas en evidencias de organizaciones reconocidas, creo que excusamos de hacer doble trabajo, implementemoslas y en aquellos aspectos de cuidados o práctica enfermera donde aún no exista, dejemos un grupo bien formado, en comunicación con un documentalista si es necesario, sólo dedicado a eso para beneficiarse el resto. Tenemos resúmenes de evidencias, Guias de práctica clínica, Procedimientos, Protocolos basados en evidencias, muy válidos aunque no lleven el sello de nuestra organización, que se quedan en el papel. Vamos a hacer algo serio y válido realmente o utilicemos lo que ya tenemos, trabajar “pa na” es tontería. Un besote Azu.

  1. Herramientas SUPPORT para la toma de decisiones en políticas de salud informada por la evidencia » Enfermeria Basada en la Evidencia (EBE)

    […] impresiones en este blog, apoyando la idea de que la enfermería se base en evidencias científicas.Juan Carlos Isla (economista, Castilla y León) y Miguel Angel Máñez (economista, Comunidad Valenciana) conocen la […]

Y tus amigos, ¿conocen este blog?... Be nice, tell your friends!

%d bloggers like this: