«

»

Feb 26 2011

Imprimir esta Entrada

Siete alternativas a la EBE

Cuando hablamos de Enfermería Basada en la Evidencia en ambientes coloquiales, más de una vez salen a relucir ese otro tipo de prácticas que a veces despuntan cómo alternativas a la EBE, como por ejemplo la enfermería basada en la cronoevidencia (“esto se ha hecho siempre así”).
Probablemente conozcais un articulo publicado en el British Medical Journal que proponía siete alternativas a la Medicina Basada en la Evidencia.
Como estamos de fin de semana, aqui os dejo una libre traducción (una de tantas) adaptada al ámbito de la enfermería:

1-Enfermería Basada en la Eminencia.
Cuanto más experta es la enfermera, menos importancia presta a la necesidad de algo tan mundano como la evidencia. Según parece, la experiencia supera cualquier evidencia presentada. Estas compañeras tienen una fe conmovedora en la experiencia clínica, que se define como «cometer los mismos errores cada vez con más confianza a lo largo de una cantidad impresionante de años». Las canas de las eminentes enfermeras crean el denominado el “efecto halo”.

2-Enfermería Basada en la Vehemencia.
La sustitución de la evidencia por el volumen de voz es una técnica efectiva para intimidar a los compañeros con poco carácter y para convencer de tu capacidad a los familiares del enfermo.
3-Enfermería Basada en la Elocuencia.
El bronceado (incluso en invierno), el perfume de penetrante, las gafas de pasta con su cadenita , las Pandoras y el palique deberían ser igual de finos. Elegancia de dama y elocuencia verbal son potentes sustitutos de la evidencia.
4-Enfermería Basada en la Providencia.
Si la enfermera no tiene ni idea de qué hacer ahora, la decisión puede dejarse perfectamente en las manos del Altísimo. Desgraciadamente, demasiadas enfermeras son incapaces de resistirse a que Dios les ayude con la toma de decisiones.

5-Enfermería Basada en el Acojonamiento.
Algunas enfermeras ven un problema y buscan la respuesta. Otras simplemente ven un problema. La enfermera acojonada puede no hacer nada por un sentimiento de desesperación. Lo cual, por supuesto, puede ser mejor que hacer algo sólo porque de lo contrario le dolería el orgullo.
6-Enfermería Basada en el Nerviosismo.
El miedo a la denuncia es un estímulo poderoso para el sobrediagnóstico y el sobretratamiento. En una atmósfera de denunciofobia, la única prueba equivocada es la que no pediste.

7-Enfermería Basada en la Confianza (ver tabla):

                ——————————————————————————–
Tabla extraida de “Per Ardua ed Astra”
.

Acerca del autor

Azucena Santillán

Enfermera. "Máster en Gestión y Administración de Enfermería" , "MBA en Dirección y Gestión Integrada de Clínicas, Centros Médicos y Hospitales" y "Máster TIC en Enfermería". Doctoranda.

Enlace permanente a este artículo: http://ebevidencia.com/archivos/83

6 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

  1. Xosé Manuel Meijome

    Muy bueno la entrada de “fina ironía” yo, para ese día que tú sabes pensaba hablar del paso de la “videncia” a la evidencia (no confundir con e-videncia) o lo que es lo mismo del “creísmo” (esa gente que dice “yo creo que···” a la fundamentación basada en pruebas (luego ya entramos en que no todas las pruebas son iguales o tienen el mismo ‘peso’).

  2. Azucena Santillán

    Yo con la que más me peleo es con la cronoevidencia: “Es que siempre se ha hecho así”. No puedo con ella… 😀

  3. Anonymous

    es por hacer el bien que cometemos errores y como todos los seres humanos habemos de todo en los hospitales… por lo menos yo trato siempre de hacer el bien, mas no se si lo hago basada en algo….no se olviden q la paga es dificil no trabajamos con papeles o computadores o maquinarias…trabajamos con la vida de las personas…

  4. Juani Abadía

    Muy buena clasificación, yo también creo que la más habitual es la “cronoevidencia”
    Lo comparto por la red, ok?

  5. Fernando Peña

    El nihilómetro me ha vencido… :))
    Pero no quiero dejar de poner un punto serio en esta (muy sana) coña… la EBE es necesaria, pero hoy por hoy (y por muchos años, sospecho) no es la solución de todos nuestros problemas. Hay mil situaciones cotidianas en la enfermería en las que no existe evidencia en la que apoyarse, o la que existe es inconcluyente y/o de baja calidad. Y la investigación (incluso la cualitativa) tiene sus limitaciones a la hora de aportar seguridad y evidencia…
    No nos convirtamos en nuevos profetas. Por mucho que nos pese, el sentido común y las opiniones expertas nos van a seguir orientando en nuestra labor durante muchos años.

    Dicho esto, la EBE es como la democracia… la solución menos mala 🙂 EBE forever.

  6. belmargil

    Que bueno que es!!!! y totalmente de acuerdo.

  1. Heroes y villanos de las practicas basadas en evidencias

    […] justo en el otro extremo, haciendo apología de la fuerza de la costumbre y otra serie de alternativas a la EBE, poco […]

Y tus amigos, ¿conocen este blog?... Be nice, tell your friends!

%d bloggers like this: